Chicas desnuda. Miles de chicas guapas desnudas, modelos desnudas, podras encontrar fotos de chicas desnudas y hasta videos de chicas desnudas, chatear con chicas desnudas con su webcam, y si eres menor de edad sale por aqui

Jovenes Chicas  es una web en la que podras encontrar parejas jovenes ,Fotos de jovenes , sexo gratis, fotos de sexo joven, videos de jovencitas, fotos de 18 a 21 años ,series diarias de sexo anal, sexo oral, sexo amateur, sexo y videos, webcam en directo y..contactos si eres menor debes salir AQUI

 

ENTRA EN CHICAS DESNUDAS GRATIS

 

 

 

sexo sado sexo voyeur modelos sexo lesbianas
LAS ULTIMAS FOTOS CASERAS GRATIS
ENVIAR  FOTOS DE SEXO ANAL CASERAS  : sexocasero@gmail.com
Chicas Desnudas Modelos Chicas Desnudas Oral Chicas Desnudas Latinas Chicas Desnudas Amateur
MODELOS ORAL LATINAS AMATEUR
Chicas Desnudas Lesbianas Chicas Desnudas Jovenes Chicas Desnudas Negras Chicas Desnudas Asiaticas
LESBIANAS JOVENES NEGRAS ASIATICAS
webcam de sexo relatos eroticos nudistax mujeres desnuda fotosgratis caseras

Relatos

sexo casero fotos gratis gay jovenes gay jovenes Sexo Voyeur sexo gratis
sexo gratis gay jovencitas japonesas sexo tgp sexo anal chicas

 

chicas desnuda

Sábado en la disco.

Mi nombre es Gustavo y me gusta ir de vez en cuando a la disco, aunque tengo novia, lo mejor es ir sólo o acompañado de un cuate, porque uno nunca sabe que es lo que va a pescar. Bueno, es que a la noche disco que me agrada ir, es como muchas que habrá en México, que puede entrar cualquiera que tenga dinero para pagar y embriagarse tanto como quiera, no como en otros lugares donde te escogen por tu forma de vestir o si eres alto o bien parecido.

 

En fin, que ese día me bañe, me cambié y pasé por un amigo para ir a divertirnos; antes nos echamos unas cervezas en un bar, para entonarnos. A la entrada de la disco estaba realmente lleno, pero esto no molestaba tanto, porque te permitía ver a las niñas que llegaban a divertirse: Unas iban forradas en un pantalón de mezclilla que dejaba ver su tremendo culo, algunas otras con unas falditas que te provocaban una erección nomás de verlas. Aunque algunas iban con sus novios, ya se sabe que en éste lugar se va a presumir la nalguita y a agarrar lo que se puede… y lo que no también.

 

Pues bien, aquel día decidí vestirme ligeramente, sólo con un pants, playera y tenis, pues no tenía la intención de exhibir nada, pues no soy muy galán, ni tengo un cuerpo atlético. Como lo dije anteriormente, pasamos a un bar, nos tomamos unas cervezas, cotorreamos a unas meseras y luego, a eso de la medianoche estábamos entrando. Para empezar, pedimos dos cubetas (seis cervezas bien frías con su dotación de hielo) y pues ya estábamos serviditos, fui a bailar a la tarima donde hay chicas y chavos bailando solos, me situé atrás de una chica que no tenía un cuerpo muy escultural, pero tenía unas nalgas duritas que pude sentir por la delgada tela del pants. Para medir el terreno y un poco por el estrago del alcohol, me importó poco y me saqué el miembro de la truza y quedando en contacto casi piel a piel con sus piernas primeramente que eran gruesas y de carnes firmes, pensé que se voltearía a darme una cachetada o al menos a mentarme la madre, o peor, que su novio o algún acompañante me echara bronca, pero por lo visto iba sola… y que bueno, porque no estaba dispuesto a quitarme de ahí. Pues nada, la chica bailaba el reguetón como si estuviera poseída, y yo encantado por ello, porque cuando se agachaba enseñaba la tanguita a quienes estaban en la pista, pero además, tenía la oportunidad de pasarle mi pedazo por la espalda, de inmediato se me empezó a endurecer, y creo que la moña se dio cuenta, porque más se agachaba y se pegaba a mí embarrándose mi pene por todo el cuerpo y yo feliz, con una mano en mi cerveza y la otra rozándole las piernas.

 

Al bailar, ella movía las manos y en cierta ocasión, tal vez sin querer, me agarró el paquete, pero ni se inmutó, siguió bailando como si nada, bueno, pensé, quizá fue accidental, pero noooooo. Como a la tercera ocasión en que lo hizo, de plano me la agarró y estuvo bailando de pie, moviéndose despacito, aparentemente, viendo desde la pista, era normal su actitud, su mano derecha la tenía en la ataque de degenerado (yo), pero en realidad me estaba apretando el palo y acariciando la cabecita al darse cuenta que nada había entre su mano y mi miembro, mas que la telilla azul de mi pants. Así pasaron dos canciones y sus dedos me acariciaban la orillita del glande haciéndome cosquillas y esos levantotes de verga que, por lo que parecía, le encantaban, porque reseguía pasando las uñas por todo el miembro.

 

Me la soltó y le dije al oído si quería una cerveza, no me contestó y me la quitó de la mano y sin decir más se la empinó terminándosela. La invite a la mesa, pero me dijo que ahí estaba pasándosela mejor. Bueno, por mí no hay problema, pensé, si continúa haciendo lo mismo; como al principio, bailábamos pero esta vez me empecé a mover hacia arriba y abajo, haciendo que mi pene saltara y le diera pequeños golpecitos en su trasero, que movía como loca. Cuando sintió mi pene golpear y levantar un poquito su falda se quedó quieta, sin moverse, tal vez le sorprendió mi actitud, pero no sé si estaba ebria, o drogada (después me daría cuenta que ninguna de las dos cosas), pero le importaba poco que la vieran quienes estaban atrás de la tarima como se repegaba a mí sintiendo toda mi virilidad. Le susurré en el oído nuevamente que si quería una cerveza:

.

SIGUE